29 de mayo de 2006

La araucaria

La Araucaria (autorretrato I) – H.Urruspuru

Parte I
(yo algo ebrio...)

jesus-cristo
es solo una botella la que moriría
en decenas de vidrios que caerían
sobre la calle Rosario y el sol
se centuplicaría
en los cristales
danzaría
emocionado
la indígena danza
la danza ámbar
la muerte de la botella
para ti
para mi
bailaría
el sol
loco se vestiría
de río pehuenche
- nádame - la machi diría
- nádame que soy el agua
jesus-cristo
¡oh! ¡que loco que estoy!

...pero lo que estalla en realidad
es lo colapsado
de los bordes de la araucaria
a ella
no le gusta que yo beba
- pero shhhh
shhhh
que éste es un secreto...

el piano
totalmente ebrio
de Whisky
trata de reflejarla de componerla
en una sonata
y la araucaria no debe ni tiene
cabida
en una nota desafinada

el piano
también salta por la baranda

alguien
troca un compact-disk por un fantasma
en el medio del parque Rivadavia
en el medio de la nada
y brinda
a la distancia de un suicidio
con la soledad de mi mirar
adentro
en mi mini-componente
suena un caani

- Je...aunque ames -
dice el demonio sentado en una fuente seca
- estarás siempre como un ermita.
Hijo de mi vientre.
Ralentada agonía.
Poeta de cuarta.

hacia el norte
un avión plateado cae
en caprichosos giros
solo el espíritu plateado del avión
cae
yo lo detengo para siempre
a 3 cm. del suelo
en palomita me tiro
a lo Mono-Montoya
para sostenerlo.
Y son sus luces las que siguen vuelo

como ves
como ves
ya por esta baranda tan hereje
en un piso 12
...jesus-cristo
todo
todo ha sido botado

Edwards - ah si...escribir solo cosas, que digan cosas
Urruspuru - ¿y si no quiero?
Edwards - ¡cosas que digan cosas!
El Demonio y Urruspuru (juntos a coro) - ¡¿y que... si no queremos?! ¡¿que?!


Parte II
(yo algo sobrio)

¿tu te acuerdas
Madre
de toda aquella loca ilusión?
libros y libros y libros
las 7 noches de la magia blanca
y la fiebre
mi cuerpo visto desde el cielorraso
lamparas de aceite en la madrugada
el amanecer
del que parte
yo que parto
...y fuí nacido nuevamente
ah! el que no regresa igual

Madre

el que vuelve ese que vuelve
con un extraño primer poema
donde se dice:
“que se muere bajo el mar...”
se lee “Cronos”
en él

y trenes y rosas rojas en las vías
accidentes y suicidios
que pesan como una pesadilla

y lo bueno
de haberme refugiado en tus brazos marrones
Madre (y con miedo)
es que jamás
jamás
podría haber escrito todo aquello...

¿y tu
... Padre?
la naturaleza que se debería aprender desde el olfato
la hoja quebrada del eucalipto
en la cuenca de las manos juntas
y respirar
hundiendo el rostro
todo
lo que el árbol hablara

¿y la parábola del bumerang
sobre los cielos de Saenz Peña?
Padre
...volver a casa
con restos de la piel
de los vientos de Abril
en esa pequeña curvada madera australiana

y los Ombúes y los barriletes
y los puentes de la Gral. Paz...

y tío
...una flecha
arrojada hacia lo alto
donde todo el cielo
era el blanco

arquería fútbol y asados
los sábados tío

en las noches sin luna
seríamos confundidos con linyeras
por linyeras
a un lado del camino
asábamos batatas
en huecos de troncos
que arderían
por siempre...

- ¿ves Héctor?
que no hay nada que temer
aquí está
ésta es la piel del viento...

mis tías
llegan caminando
con cuadros ha ser colgados
las meriendas
son eternas
adultas mucho antes de tiempo
en los barrios del Oeste

mientras veo a Piluso
tías

escrito en alemán
sobre la mesa
hay un libro con dibujos de Paul Klee


Parte III

(- nádame Héctor, que ahora soy el agua)

¿y ahora?

¿ahora?

yo te voy a saber escuchar árbol del parque.

Fui
preparado desde pequeño para ello.
Confía por favor
en mi
en mi
que me llamo Héctor
y que escribo poesía
desde hace tanto.

Arbol
yo soy un lírico como tu.


Parte IV

Cuatro.


Parte V

Cinco... que pueden ser seis.


Parte VII

Señor de todas las cosas
¿por que no tocas el piano por mi
para ella
la araucaria?

estamos casi enamorados ¿eh?
tiene la mirada verde
y yo
sentado en el balcón
en silencio
ya no arrojo cosas
a la calle Rosario.

Señor de todas las cosas
a causa de la araucaria
a causa
de esta dama alta
estoy ya
... un tanto más calmo.

11 Comments:

Blogger Noctiluca said...

Me gustó mucho el poema, me falta una segunda leída, para ver si le puedo criticar algo, para que después no diga qeu todos son rosas en los blogs....

00:51  
Blogger el maestro del long bow said...

Clara.
No hay problema, no se preocupe.
Está todo bien...

El Maestro del Long Bow.

09:16  
Anonymous Anónimo said...

EL MAESTRO DEL LONG BOW SE MAMA Y SE PELEA CON TODOS. MAESTRO: ¿USTED ES EL BURRO O EL CHINO DEL LONG BOW?
¿EXISTE EN ESTE PUTO MUNDO UNA FACULTAD URRUSPURINA O URRUSPURIANA DONDE HACER EL POSTGRADO EN FISURAS Y FIRULETES?

01:00  
Anonymous SOPLETINI said...

USTED YA DEBE SABER QUIEN SOY, NO SE HAGA EL GIL.

LO APRECIO UN POCO NO MAS.
SOLO PORQUE ES UN GRAN BARDO.
DIGALE A CAMAG QUE TENGO LA TAPA DEL TERMO Y EN ELLA LE DOY AGUA A MI PERRO.ALGÚN VIERNES ESTARÉ ALLÍ

01:06  
Blogger el maestro del long bow said...

Usuario anónimo: lamentablemente no conozco esa Universidad, me identifico más con el burro que con el mongol del arco. No sé por qué... será porque el burro a su manera es más Zen (seguro) que el arquero del recurvado... Gracias por su intervención en esta basura de blog...

SOPLETINI: no tengo ni idea de quien es Ud. no obstante le agradezco su intervención en esta inmundicia de la web. Le avisaré a Camag que Ud. tiene su tapa de termo. (Echele una meada de mi parte, él, Camag, es un amigo, y lo va a saber entender...)

01:56  
Anonymous Anónimo said...

amigos nuevos
como agua que brota
en el desierto,
traen tus poemas
y tus espacios abiertos
a los caidos
de la realidad irremediable,
a los herrantes,
a los silentes.
Contame entre ellos.

23:56  
Blogger el maestro del long bow said...

Muchas gracias Anónimo, por tus palabras; vienen bien un domingo por la mañana... resaltan... entre todo un barrio en silencio que todavía duerme, o que despierta de a poco...
El maestro del Long Bow.

12:27  
Blogger Hebe Solves said...

Me gustan los poemas de Urruspuru porque suelen decir cosas inesperadas, que nadie nombra ni de cuasualidad.
Helicoidal y pequeñito marca una especie de frontera, de ahí hacia abajo me gustan más que los de arriba ¿qué opinará el Maestro? Y el poema de Bolivia, muy bueno. ¡Cuántas invoaciones hace al Señor este poeta! Es curioso. En fin, no he visto poemas "reventados", como suelen decir sus lectores reventados, y espero que siga escribiendo aunque la cordura intente disuadirlo.

12:50  
Blogger el maestro del long bow said...

Gracias Hebe! por tu paso y tu lectura... por tu tiempo en definitiva que tomás en leerme...
De "Helicoidal y pequeñito" para abajo, existe la misma mezcla que para "arriba" de él, en lo que respecta al "tiempo" que llevan de escritos, se mezclan, "nuevos" y "viejos" para cada lado...
Es más... nunca me preocupé por ponerles fecha tampoco. ¿Será que siempre tuve la esperanza de que c/u de ellos se la bancasen por si mismos para resistir el paso del tiempo?... Ojalá lo logren, pobres...
Y no has visto poemas "reventados" porque ese otro lenguaje que amo, el "callejero", el más de tono: "social" no están precisamente aquí, en este sitio-web.
En cuanto a invocar al "Señor", es cierto, ya me lo había marcado eso, otro excelente lector de poetas (y excelente poeta él mismo...) mi amigo José Emilio Tallarico. Tal vez sea que en el fondo, soy profundamente religioso, con todo lo que de problematico ello conlleva en estos tiempos, en los que DIOS, parece ausente... (¿se estará muriendo?)
Hebe, gracias nuevamente...
Urrus.

13:40  
Anonymous Anónimo said...

Hola Héctor. En el año `74 tuve un amigo con tu mismo nombre. Practicábamos atletismo y nos reuníamos por el circuito KDT en Palermo, Parque Chacabuco y el Club Comunicaciones. Este amigo vivía cerca de la estación Sáenz Peña. ¿Serás vos? Me decían "Pancho".

17:50  
Blogger el maestro del long bow said...

Sí señor, soy yo.
escríbame a: malditaginebra@hotmail.com
Un abrazo.
Urrus.

20:28  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home