16 de noviembre de 2007



Sin título - H. Urruspuru

un ave aprisionada en un alambre
se muere bajo el sol
el pico abierto
y con sed

al igual que yo
ya no volará

ambos éramos erario del cielo
quiere ahora
la tierra marrón sujetarnos

no canta el ave
agoniza

no escribo
estoy amándote

ya está en shock el ave
y nada le duele

no me hiere
no hacer poemas

no mientras tus besos me besen
son otras mis alas
a ras del piso nos entrelazamos
(oh! dios mío cómo te amo!)

expira en la alambrada
el ave ahora endurecida

yo entre tus brazos
quisiera desintegrarme

el viento
invitará a unas plumas
a caminar nuevamente
los ciclos del aire
cuando sea casi un esqueleto
el ave en el alambre...

tu amor amarillo
me invita a caminar
los mundos
en los que no amanecerá...

diosa luna azul diosa luna
yo la quiero
qué puedo hacer con su joven amor?

no sé

y bueno...
permíteme,
seguir devorándola.

4 Comments:

Blogger Gustavo Tisocco said...

Excelente!!!!
Sí que te habita la poesía Hèctor.
Un abrazo Gus.

14:08  
Blogger el maestro del long bow said...

Gracias Gustavo.
Un abrazo...
El Maestro del Long Bow.

07:18  
Blogger lapsuscalami said...

Otro poema más que me llega cerca y me lleva lejos... Leemos todos lo mismo en:

expira en la alambrada
el ave ahora endurecida

yo entre tus brazos
quisiera desintegrarme

el viento
invitará a unas plumas
a caminar nuevamente
los ciclos del aire
cuando sea casi un esqueleto
el ave en el alambre...

o soy el único que ve esa ave, pájaro (déjame en paz, amor tirano, déjame en paz) hecha monumento de un momento echar alas, remontar el vuelo de un mundo desamaneciente,... (es un poema jodido, "son díficiles las cosas bellas")

22:19  
Blogger el maestro del long bow said...

gracias Lapsuscalami por la interpretación que hacés de estos versos, me ha obligado a una relectura de los mismos.
Un abrazo.
El Maestro del Long Bow.

16:12  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home